Dónde alojarse en Roma: Las mejores zonas

Apodada por muchos como la «ciudad eterna», Roma es uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial debido a su belleza, extensión de terreno, mitos, y amplia trayectoria histórica, por lo que querer visitarla es entendible, y más aún preguntarse dónde alojarse en Roma para obtener la mejor experiencia.

Y es que la respuesta a esto se complica cuando conoces sus distintas zonas, sobre todo el centro histórico, la estación de Termini, Monti, el Vaticano, Plaza España y el Tridente, Trastevere y Vía Veneto, pudiendo decantarte por una u otra solamente al tomar en cuenta tus gustos y necesidades.

Las mejores zonas donde alojarse en Roma

Seguramente al pensar en Roma, con todos los sitios de interés cargado de tantas historias importantes para la humanidad, el arte de valor incalculable expuesto en sus museos, y la religiosidad que allí se respira, creerías que la decisión del alojamiento sería sencilla.

Pero la realidad es que no, pues con tanto que ver, nunca se está lo suficientemente cerca para extraer hasta la última gota de experiencia en la ciudad, o al menos ese es el pensar de muchos turistas que disfrutaron tanto su viaje, que no querían volver al hogar.

Y esto adquiere proporciones mayores cuando se involucran los más chicos de la casa; porque la incógnita se modifica para convertirse en ¿dónde alojarse en Roma con niños? Habiendo varios factores a considerar al respecto.

Algunas cosas que juegan un papel fundamental para la elección de la zona, son principalmente la cantidad de atractivos que en ella convergen, así como los precios por las habitaciones y saber si estamos pagando lo justo por el lugar donde dormiremos.

Sin embargo, algo que casi nadie advierte al mencionar las zonas y barrios, es que muchas veces la relación calidad precio es casi nula, debido a la necesidad de llenar la demanda que se produce en la temporada alta; terminando pagando mucho, por el mismo tipo de habitación que en otro destino turístico obtendrías por un valor menor.

Una vez entendido esto, la mayoría elige el centro por sus sitios de interés y lo fácil que es pasar a otras zonas estando en él; pero la estación de Termini le sigue muy de cerca por lo bien ubicado que está en relación con el trasporte y sus precios asequibles.

Otras zonas populares son: El Vaticano, por su tranquilidad; Trastevere con sus vibras bohemias, Monti debido a sus límites con zonas importantes, y  por supuesto, el Coliseo y la Roma antigua no se quedan atrás.

 Sin olvidarnos de Plaza España y el Tridente, ni de Vía Veneto, que aunque no son tan afamadas, siguen siendo grandes alternativas para alojarse en Roma.

El centro del centro histórico

Es más frecuente que  se señale el centro como la mejor zona donde alojarse en Roma para hacer turismo, esto porque concentra la mayoría de los atractivos turísticos de toda la ciudad. Solo con salir del hotel verás monumentos, museos, iglesias y otras estructuras preciosas.

Alojarse en Roma centro es un pase libre para conocer los atractivos turísticos rápido y fácil; es observar un laberinto de calles perfectamente conservadas, deleitarse con edificios de estilo barroco y renacentistas; adentrarse en su cultura, comer rico y sobre todo, pasarlo excelente.

También es quedarse en hoteles antiguos que no tienen necesariamente servicios modernos importantes, pagando a precio de resorts, y, oír continuamente el bullicio propio de un área tan solicitada. Aunque todo esto vale la pena con tal de mirar atracciones turísticas como:

Fontana di Trevi, una de las más grandes fuentes en toda Roma, envuelta por la creencia que tienen sus visitantes sobre que si arrojan una cantidad determinada de monedas a la fuente, obtendrán suerte, un retorno a roma; nuevo romance, un matrimonio o un divorcio.

El Panteón de Roma es otro lugar que merece una visita; se trata de una iglesia adornada con una preciosa cúpula abierta, que en la antigüedad fungía como templo dedicado a todos los dioses. Siendo uno de los monumentos más conservados de la historia Romana.

La Plaza Navona le sigue, una plaza pública que agrupa tres fuentes, estatuas y distintos edificios, incluyendo puestos de comida deliciosa que incluye una heladería recomendada por los turistas que pasaron un rato allí.

Campo de’ Fiori no podía faltar,  es una plaza con un mercado de día, y un área de diversión nocturna durante la noche. Habiendo variados restaurantes, locales, talleres de artesanías y más.

Y muy cerquita de estos, Lago di Torre Argentina, un emblemático sitio en Roma, donde en el 44 a.C el emperador Julio César fue traicionado y posteriormente asesinado.  

Para alojarte en el centro del centro histórico, el precio por una habitación ronda los 70 y 110 €.

El Coliseo y la Roma Antigua

El Coliseo y la Roma Antigua es la zona perfecta para los entusiastas de la cultura e historia romana, aquellos que viajaron con la intensión de observar las calles que fueron escenario de tantas narraciones y relatos poderosos desde hace siglos. Excelente para excursiones y tours.

Y dada su localización, entra en la categoría de dónde alojarse en roma cerca del centro, pues queda justo al lado. De modo que visitar sus monumentos no supondrá un problema, una vez hayas terminado con los lugares de interés que conforman la Roma Antigua.

El principal atractivo de la zona es el Coliseo de Roma,  un anfiteatro de grandes proporciones llamado así por situarse junto al Coloso de Nerón; allí múltiples gladiadores batallaron con diversas fieras,  para diversión del emperador y 65000 observadores más.

El Foro Romano, Forum Romanum en latín o Forum Magnum, como le decían los romanos, era un foro donde se realizaban distintas actividades que inmiscuían a la población, que iban desde el comercio hasta el ejercicio de justicia. Actualmente está en ruinas, pero pueden apreciarse los restos de templos y demás estructuras que albergaba.

Algo parecido al Circo Máximo, sede de las carreras de carros y uno de los primeros así como más grandes circos de Roma. Adicionalmente, celebraban batallas de gladiadores, eventos deportivos y caza de fieras. Lo mejor es que el acceso no tiene costo alguno.

En el caso de las Termas de Caracalla, eran un complejo lujoso de baños públicos, con esculturas, área de gimnasio, mosaicos de colores vibrantes y las termas empleadas por hombres y mujeres.  El precio de la entrada para recorrer sus ruinas es de 8 €.

Cerca de esta zona también encontraremos el Castillo de Sant’Angelo, un castillo muy bien conservado con preciosas escaleras que funge como monumento, y se te permite recorrerlo por un valor de 15 €.

Algo a tomar en cuenta es que aquí no tendrás una vida nocturna óptima, ya que no cuenta con clubes y discotecas, aunado a que cuando cae la noche, las calles se vacían casi por completo, pudiendo resultar inseguro.

Eso sí, alojarse en esta zona es el sueño de todo amante de la arqueología e historia. Significa deslumbrarte en cada esquina por lo conservados que están los edificios arquitectónicos y experimentar la sensación de estar en el pasado de la gloriosa Roma. 

Las ofertas de hospedaje fluctúan entre hoteles de media y baja categoría. Mientras el valor de una habitación en esta zona es de 65 € como mínimo hasta habitaciones mas lujosas de 190 €.

Vía Veneto

Vía Veneto es la opción idónea para alojarte si eres una persona que valora la exclusividad y opulencia. Acá se concentran los turistas que acostumbran a llevar un estilo de vida caro, por lo que no es tan ansiado a pesar de sus ventajas.

En esta zona hallarás distintos locales para ir de compras con regularidad y sintiéndote seguro. Predominan las boutiques lujosas, restaurantes y cafeterías elegantes, con platillos presentados como en una película.

Lo mejor es que está muy bien ubicado, cerca de distintas atracciones importantes para los turistas. Como la Villa Borghese, un parque precioso con diversos museos como el Museo Borghese,  y edificios con estilos arquitectónicos variados.

La visita al Bioparco es obligatoria si deseas una experiencia interactiva. Pudendo observar más de 222 especies distintas de animales exóticos que seguro amarás.

En cuanto al tipo de alojamiento, te toparás con hoteles de lujo; por ende no es de extrañar que los precios sean de un elevado considerable. Una habitación en esta zona cuesta  alrededor de 65 u 80 € mínimo.

Plaza España y el Tridente

Plaza España y el Tridente es una zona buenísima para hospedarse en la ciudad, porque agrupa varios beneficios de otras zonas, como la facilidad de tener todo cerca, algo típico del centro, y la predominancia del lujo que posee Vía Veneto.

Si acostumbras visitar tiendas de lujo, entonces alojarte en esta zona te sentará como anillo al dedo, porque contiene las más importantes y solicitadas en toda Roma. Algo normal considerando que es una de las principales áreas comerciales de la ciudad.

Plaza España y el Tridente conjuga la belleza clásica de roma, con los exponentes en moda de lugares también reconocidos como París, exhibidos en los aparadores de las variadas boutiques de la zona.

También verás una serie de monumentos, incluyendo Plaza de España, con sus famosas escaleras de ensueño y fuente central rodeada de columnas, ubicada al redor de locales de comida. Preciosa para tomarse fotografías.

Las Escaleras de la Plaza de España son toda una experiencia por si mismas, siendo casi todos los años, la sede de diversos desfiles de moda.

Cerca está la Piazza Barberini, donde puedes oír música en vivo y tomar un café; bien ubicada para tomar el transporte. A pocos pasos de allí, se ubica Plaza del Pópolo,  con matices artísticos muy predominantes; y sede de reuniones  importantes.

En materia de alojamiento, predominan como es de esperarse, los hoteles de lujo, siendo considerada como  una de las  zonas con los mejores hoteles.

El valor de una habitación en Plaza España y el Tridente,  es 60- 180 €.

Monti

Monti es una de las zonas predilectas para aquellos que viajan con un presupuesto que no está sujeto a cambios, o simplemente buscan gastar o justo y necesario. Podría decirse que es lo más parecido al lugar donde alojarse en Roma económico.

Esto, porque está bien ubicada en cuanto transporte, pues limita con la estación de Términi, a la vez que se  sitúa cerca del centro; abundando los bares y restaurantes pequeños con un diseño vintage muy artísticos.  

Allí se halla el Campidoglio, lugar donde se erigió el templo de Júpiter en el pasado, y una colina sagrada que actualmente es  empleada por el gobierno municipal.

Además del Monumento a Víctor Manuel II, quien fue el primer rey de Italia unificada. Está hecho de mármol blanco, conteniendo estatuas del monarca, de la diosa Victoria, diversas fuentes, y la tumba de un soldado anónimo junto la llama eterna. Se accede gratuitamente.

En términos generales, destaca por lucir unas estrechas calles empedradas, locales clásicos, tal como un conjunto de hoteles y apartamentos bastante sobrios.   

En cuanto a los precios, ubican desde los 60€ la noche para dos personas.

El Vaticano

Al decir Vaticano, se hace referencia al área circundante del mismo, dado que es imposible dormir en el edificio donde se localiza el vaticano propiamente dicho.

Esta zona es una buena opción a considerar para alojarse, por su facilidad en cuanto la movilidad hacia otros barrios y la calma que se respira en la zona residencial, sin la presencia de los ruidos incesantes y muchas veces molestos, del centro.

Adicionalmente hay varias opciones para el hospedaje, con hoteles modernos de baja, media y alta categoría, tal como los bed and breakfast, bastante buenos cuando se viaja en compañía de la familia y pareja. Aunque esto no signifique necesariamente que sea más económico.

Una ventaja de alojarse en el Vaticano, es que estarás súper cerca de varios  de los lugares de interés más importantes, como:

La capilla Sixtina, decorada por el afamado Miguel Ángel; funge como hogar oficial del papa, así como sede de reuniones y ceremonias católicas donde alberga gran cantidad de personas. Su acceso es gratuito e incluso puedes ir a confesarte.

El Museo Vaticano, que debes visitar si te apasionan los museos y exposiciones. Magníficamente diseñado con espacios de oro, e integrado por jardines, una biblioteca, galerías de arte, monumentos y museos con elementos arqueológicos y cartográficos.

La Basílica de San Pedro es otro lugar que no te puedes perder, donde Simón Pedro, uno de los discípulos de Jesús de Nazaret fue enterrado tras ser crucificado al revés, por órdenes del emperador Nerón, quien culpó a los cristianos del gran incendio en Roma.

Otra basílica importante es la Santa María della Neve, una de las residencias temporales del papa, con una maravillosa fachada e interior de estilo barroco y paleocristiano. Es una de las siete iglesias que son visitadas durante año santo.

Le sigue la Archibasílica de San Juan de Letrán, que ostenta el título de «madre y cabeza de todas las iglesias de la ciudad de Roma, y de toda la tierra» esculturas preciosas, techos altos y un suelo espléndidamente decorados.

Y por allí, pasa el Puente Sant’Angelo, una manifestación arquitectónica del poderío romano, que se eleva sobre el río Tíber y está hecho a base de mármol travertino.             

La tarifa para alojarse en el Vaticano va desde los 40 € la noche para dos personas.

El Trastevere

Trastevere es uno de los favoritos en Roma, ¿por qué? Sencillo, desborda animo en su temática bohemia único, que ha escalado en las listas de zonas para alojarse si buscas un ambiente tranquilo donde puedas experimentar el ocio nocturno.

De hecho, los turistas le han tomado tanto cariño que han desestimado las desventajas que trae hospedarse allí; presentándose el inconveniente de no tener tantas opciones para alojarse, y aparte, no poseer una línea donde pase el metro.

Pero, estas deficiencias no le han disminuido valor al precio de alojamiento, siendo imposible mencionarlo como una zona donde dormir barato en Roma; de modo que lo mejor es reservar con antelación si planeas hospedarte allí durante el verano.

Algo bueno, es que posee varias alternativas para salir a cenar delicioso, pudiendo fácilmente encontrar platillos fascinantes al pasear por sus callejuelas empedradas y fascinantes, exhibiendo algunas de ellas, un singular arte callejero.

En cuanto a los sitios de interés, cuenta con la Villa Doria Pamphilj, el parque más amplio de Roma, perfecto para pasar un buen rato y tomar fotos a sus estatuas, los extensos árboles o sus maravillosas fuentes, para la posteridad. Así como hacer ejercicio.

Sin olvidar el Janículo, una colina de Trastevere declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, desde donde se obtiene una panorámica privilegiada de Roma y en la cual se realizan diversas actividades al aire libre para niños.

La Basílica de Santa María en Trastevere, es una preciosa iglesia localizada en roma, destacándose entre otras por su campanario del siglo XII, su regio techo de madera,  y mosaicos en color dorado propios del estilo bizantino.

En alojamiento, predominan los apartamentos Airbnb, unos pocos hoteles de gama media, y los Bed and Breakfast. El precio para hospedarse en El Trastevere va desde los 60€ la noche para dos personas.

Estación de Termini

La Estación de Termini es una de las mejores zonas en toda Roma para alojarse, algo en lo cual han coincidido múltiples turistas, habiendo incluso quienes la sitúen muy por encima del centro.

Lo que le hace tan buena, es que si buscas donde alojarse en roma barato, hallarás la respuesta en esta zona, con muchísimos hoteles agradables para pasar la noche a un precio casi de regalo.

Eso sin contar que tiene la mejor comunicación con otras zonas, estando justamente a un paso del medio de transporte público más importante de la ciudad, el metro. Lo que justifica el por qué se puede considerar un poco insegura o descuidada.

¡Pero no te preocupes! Porque fuera de las líneas de la estación verás área preciosas, y por la seguridad no hay que hacer alboroto, pues más allá de observar personas que lucen sospechosas o uno que otro carterista, mientras estés al pendiente, no ocurrirá nada.

Y, en tal caso, las ventajas son más que los puntos débiles. Por eso, si deseas viajar a Roma pero te preocupa gastar demasiado; y a la vez añoras recorrer los lugares emblemáticos de la ciudad, Termini es la zona indicada para ti.

El precio de una habitación en la Estación de Termini se encuentra desde los 50 € la noche para dos personas.

Ubicada en Roma, pero en una zona aparte, está Bocca della Verità es una escultura de origen y propósito desconocido, que representa la cara de un hombre, y está envuelta por un mito que sugiere que si una persona que miente introduce su mano en el orificio de la boca de la estatua, será mordida y la perderá.

Cerca de Roma, hay otros lugares interesantes, como Villa de Este, localizada a pocos kilómetros de la ciudad, es un conjunto de jardines espaciosos y preservados, dotados de todo tipo de plantas, fuentes y mosaicos que puedes vislumbrar por menos de 12 €.

Está claro que hay muchas opciones donde alojarse en Roma, desde las más sencillas a las más lujosas; por lo que la elección sobre cuál es la mejor, dependerá de cada turista y sus necesidades, teniendo por seguro que cada una es gloriosa e histórica, digna de la ciudad avasallante descrita en prosa y verso desde hace tantos años atrás.